El Bonica Fest. Una fiesta de los mercados sin contar con los mercados

El destarifo general que sirve de plataforma a Galiana

El destarifo que sirve como plataforma de publicidad del Concejal Galiana.Esta fiesta que debería ser la plataforma ideal para promocionar nuestros mercados municipales se ha convertido en una “fiesta” de música y baile. Un gran botellón al aire libre en los exteriores de los marcados y un gran destarifo municipal.

Nuestros mercado son grandes plataformas alimentarias donde la calidad es excelente, a buen precio y una atención personal. Esto es lo que se debe de promocionar, la asistencia a comprar a los mismos, su gran variedad y la frescura de los productos. Por contra se utiliza como excusa los mercados para gastar ingentes cantidades de dinero en orquestas y bandas. Al final la imagen del Bonica Fest es la del concejal Galiana marcándose unos bailecitos con Mónica Oltra.

Imagen de Official Press del baile de este año en las afueras del Mercado del Cabanyal

Ante esto, nuestro Secretario General Vicente Bellvís afirma lo siguiente. “Si quieren pagarse la publicidad de Compromís, que se la paguen ellos, así como sus fiestas privadas. Mientras los mercados municipales están abandonados”.

El Bonic Fest es utilizado por Galiana y Ribó como su cara campaña de imagen personal

Y es que recordemos las múltiples deficiencias en los mismos, donde van a menos, por desgracia. El Mercado Central está aislado y sin ninguna linea de transporte público que llegue a sus inmediaciones. Los clientes disponen de muy poco sitio para aparcar su vehículo privado, y esto ha hecho resentir las ventas.

Los trabajadores de Supergourmet siguen sin soluciones al cierre decretado por Galiana dos años después

Problemas en los mercados sin solución por falta de presupuesto y fiestas a todo tren por contra

Hay muchos mercados aún con sistema de climatización muy deficientes o con goteras y grandes problemas sin resolver. problemas para los que nunca hay dinero. Por contra esta campaña de lucimiento personal de Galiana cuesta cerca de 120.000€/año.

Mercado de Castilla inundado a horas del Bonica Fest. Foto Valencia Plaza

Donde se contrata a dedo a las bandas y orquestas y se seleccionan las actividades sin contar con los vendedores. Una fiesta particular de Compromís que pagamos todos.

Irregularidades en los mercados para el Bonica Fest

Es más, se alienta a los vendedores a abrir, el ejemplo lo tenemos en el Mercado Central, donde el año pasado para el evento abrieron un 40% de los puestos, este año no han llegado al 25%. Recordemos que el reglamento interno dice que para abrir un evento especial o extraodinario, hace falta que quieran abrir al menos el 51% de las paradas.

Se indicaba a las paradas que cocinaran en sus puestos y ofrecieran bocadillos, bebidas,…productos que no se sabe la trazabilidad de los mismos y para el que no se tiene permiso de sanidad en la mayoría de los casos. 

La Asociación de Mercados Municipales de la Comunidad Valenciana demanda a Galiana ante la inspección de trabajo y sanidad por el Bonica Fest

Otro ejemplo es el bar del Mercado Central, para abrir su cocina tuvo que lanzar una chimenea de extracción de humos hacia el techo del edificio. Por contra, este año se cocinaba en alguna parada sin ninguna extracción de humos. Vulnerando toda normativa y generando humos al edificio de máxima protección.

Botellones en el exterior de los mercados

Y en el exterior, grandes orquestas y escenarios con macro-botellones, eso es el Bonica Fest, una excusa para organizar botellones. Luego no nos quejemos de que esta práctica se extienda por las calles de Valencia cada fin de semana. El ayuntamiento la fomenta en sus fiestas una y otra vez.

 

Los comentarios están cerrados.